Nace esta organización en 1990 como consecuencia de la escasez de asociaciones o sociedades comprometidas con la afectación del juego patológico y otras dependencias.

El profesor de psicología Rafael García Clemente-Prieto opta por atender en lo posible esta demanda desarrollando programas terapéuticos, formando profesionales y facilitando instalaciones para que en la Región de Murcia y provincias limítrofes pudiera establecerse un plan asistencial en modo de O.N.G.

AJAREM-PS, se constituye con carácter educativo, cultural, deportivo, científico, social y sanitario de concienciación y prevención de conductas y actitudes que impidan el normal desarrollo psicofísico de las personas motivado por cualquier tipo de dependencias, actitudes delictivas o comportamientos y situaciones de alto riesgo.

Para ello se constituye como entidad única ya que en muchas ocasiones una misma persona se halla afectado de síndromes distintos y correlacionados.

Se pueden agrupar en el seno de AJAREM-PS, además de afectados y voluntarios, quienes están interesados por:

- La prevención de la delincuencia y asistencia en el área de la Psicología Jurídica

- Crear estrategias alternativas de tiempo libre y deporte.

- Fomentar la solidaridad y el interés por la situación social y estado de salud de otros.

- Captación de adictos o afectados de comportamientos no deseables en general para promover la recuperación psíquica y social de los mismos, así como de los familiares que conviven con él/ella.

- Fomento de campañas de prevención, promoviendo la información objetiva y científica sobre las diversas problemáticas en los ámbitos familiar, escolar, laboral y social, haciendo estudios y programas de formación.

- Formación y prevención.
- Intervención terapéutica.
- Interacción social y desarrollo.
- Orientación hacia ayudas sociales.
- Investigación
- Voluntariado.

En AJAREM-PS, pues, se lleva a cabo:

1. El fomento de la prevención y la rehabilitación mediante reuniones terapéuticas y en grupos de autoayuda.

2. Acciones para evitar recaídas o regresiones posteriormente.

3. Encuentros recreativos que eliminen la soledad provocada por la adicción.